¡Ay, campaneras! #1 Coplas para seguir adelante

Grabé este primer episodio del podcast sin tener ni idea de si sería a la vez el primero y el último, todavía con el susto inicial del confinamiento en el cuerpo. Puntualizo lo de inicial porque el susto de esto que nos está tocando pasar -bien lo sabéis, queridas- se va renovando de tanto en tanto, va tomando nuevas formas y atacándote por puntos flacos que no sabías ni que tenías. Pero justamente lo que necesitaba yo era no pensar en eso por un rato. Y para no pensar, para tirar palante, hice lo que siempre he hecho en mi vida: escuchar copla.

Y es que no es casualidad que fueran precisamente las personas más atravesás de opresiones las que más vivamente se identificaron con la copla: mujeres, clases populares, maricones, travestis…las voces de la copla nos cantan -casi se diría que nos gritan- con el desgarro de quienes no tienen más alternativa que la de tirar palante. Y como tirar palante sola siempre es más amargo pues decidí compartir mi alivio de penas con vosotras.

Publicado por Lidia García

Investigadora en la Universidad de Murcia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: