¡Ay, campaneras! #15 Mi tango querido

No es extraño que el tango y la copla se hayan encontrado tantas veces porque tienen mucho en común: sus historias de amores desgraciados, su hondo calado popular, su uso como estandarte identitario nacional…Hoy nos ponemos, sin quitarnos la peineta, arrabaleras.

Publicado por Lidia García

Investigadora en la Universidad de Murcia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: