¡Ay, campaneras! #9 Qué cursi

Aunque hoy la vinculemos con los excesos a veces sonrojantes del amor romántico, la cursilería en su origen tenía más que ver con la clase social. Burguesía, distinción, cuestiones de género…¿quién decidía/decide qué es el “buen gusto”? La respuesta es un poco “los de siempre”, no os voy a engañar. Distinción y prestigio social vanSigue leyendo “¡Ay, campaneras! #9 Qué cursi”

¡Ay, campaneras! #6 Si las mujeres mandasen

Hubo un tiempo -hasta anteayer como quien dice, de hecho- en el que mujeres y poder se concebían como ideas tan contrarias que solamente se unían con intención cómica. Era tan descabellado imaginar a una mujer (más bien a las mujeres en su conjunto) ejerciendo el poder, que esa cuestión lo que más suscitaba eraSigue leyendo “¡Ay, campaneras! #6 Si las mujeres mandasen”

¡Ay, campaneras! #4 Viva el vino

No es solo que me encante el vino -que me gusta y no poco- sino que tengo con él un vínculo irrompible: el vino ha sido desde siempre el sustento de mi familia. Trabajar las viñas, podar, ensarmentar, rezar pa que no granice cuando no debe… son las fatigas que les conozco a mis padresSigue leyendo “¡Ay, campaneras! #4 Viva el vino”

¡Ay, campaneras! #3 Asómate a la ventana

En esta situación de espanto en que vivimos -de espanto pausado para los que tenemos la suerte de podernos quedar en casa en unas condiciones relativamente cómodas, pero de espanto al fin y al cabo- los balcones y ventanas se han vuelto otra cosa. Asomarse ya no es solo asomarse: una busca más que aireSigue leyendo “¡Ay, campaneras! #3 Asómate a la ventana”

¡Ay, campaneras! #1 Coplas para seguir adelante

Grabé este primer episodio del podcast sin tener ni idea de si sería a la vez el primero y el último, todavía con el susto inicial del confinamiento en el cuerpo. Puntualizo lo de inicial porque el susto de esto que nos está tocando pasar -bien lo sabéis, queridas- se va renovando de tanto enSigue leyendo “¡Ay, campaneras! #1 Coplas para seguir adelante”